Mayo 2017 Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Inicio arrow Historia
Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Historia
Historia II

 

Las Islas Canarias, por su situación estratégica en medio del océano, ha sido históricamente uno de los enclaves preferidos para el desembarco de piratas y corsarios, siendo las costas de Tazacorte uno de los puntos elegidos para sus incursiones. Buena muestra de ello lo ofrece el incendio sufrido por la Isla de la Palma con ocasión del ataque del Pirata Leclerc, más conocido como “Pata de Palo”. Durante diez días "Pata de palo" asoló y destruyó todo lo que se encontró a su paso. Treinta años más tarde, pero con menos éxito, una flota de treinta navíos capitaneados por el corsario galo Francis Drake desembarcó en la Palma.

Pero también ha sido Canarias escala obligada de rutas comerciales marítimas, permitiendo que las islas se convirtieran en un punto clave en el mercado de materias primas y elaboradas. Entre estos viajes por los siete mares destacaron los que se dirigían a Europa y a América. A Europa y a la península para llevar azúcar, quesos, vinos… A América porque La Palma quizá fue la mayor escala de Indias dentro del archipiélago canario. Y cómo no, a otras partes del mundo, como hacia Cabo Verde, donde se cambiaban esclavos por vino o por objetos de quincallería.

En la ermita de San Miguel de Tazacorte se conservan las reliquias de las víctimas del más sangriento de los dramas acaecidos en las costas de Tazacorte. El 5 de junio de 1570, en el galeón Santiago , salieron de Portugal el padre Fray Ignacio de Acevedo y 39 religiosos de la Compañía de Jesús con rumbo a brasil, por mandato del general de los jesuitas Francisco de Borja. El barco hizo escala en Tazacorte, y los pasajeros se hospedaron en la casa de Melchor Monteverde, que se había educado en Oporto junto al padre Acevedo. El día 13 el padre Acevedo celebró misa en la ermita de Tazacorte y dio la comunión a los 39 compañeros y demás personas que les acompañaban. A continuación subieron a bordo para dirigirse a Santa Cruz de La Palma con el fin de descargar mercancías. Cuando estaban a la altura de la punta de Fuencaliente, muy cerca de la costa, fueron atacados por cinco embarcaciones de hugonotes pertenecientes a la flota del sanguinario pirata Jacques Sores. Cuenta Rumeu de Armas que el capitán del galeón Santiago , viendo el buen ánimo de los misioneros y su generosidad, pidió al padre Acevedo que les permitiera entregarles armas para defenderse de los atacantes, pero éste le dijo que ellos sólo podían dedicarse a asistir a los heridos y moribundos, curándolos o ayudándolos a bien morir. Lo cierto es que Sores se apoderó del Santiago , mientras el padre Acevedo animaba a los misioneros a morir por la fe. Y así sucedió. El padre Acevedo y todos los misioneros fueron sometidos a atroces tormentos y pasados a cuchillo, para ser finalmente arrojados al mar. En la ermita de San Miguel de Tazacorte se conservan las reliquias de estos mártires.

 



 
 
Contadores
© 2017 Ayuntamiento de La Villa y Puerto de Tazacorte
 
Farmacias Farmacias de Guardia
Galería Galería de fotos de Tazacorte
Tlfnos. de Interés
Teléfonos de Interés
Enlaces
Otras Webs Municipales
Mapa Web
Mapa Web